Una historia pasada

Te vas llevando trozos de vida, pedazos de esa
herida, abierta por tu mugrienta espina,
que sigue clavada y hundida, pudriéndose en mi piel.
Ries mientras la aprietas,
dolor que inunda mis venas,
tanto en la carne como en mis penas,
todo surge en un suspiro, producto del ayer,
que abruma mis sueños e impide mi renacer,
nunca me dejará un aliento, donde pare de doler.
Capitán de mi destino, decido dar rumbo al pasado,
se vuelven a abrir las heridas de antaño,
cerradas por el tiempo, sienten el golpe de mis recuerdos.
rra, rrá, rrá suenan mis puntos al descoserse,
pido observo caer la sangre sobre mi cuerpo,
mi boca exhala un suspiro, en un continuo borboteo,
herido a causa de tu espina, sin fuerzas,
rio, mientras me desplomo contra el suelo,
dale un tirón a mi espina, no la dejes cada día más adentro.

Es curioso, porque si unes la primera sílaba de cada frase se puede leer algo perfectamente …

amor no correspondido

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s